18 enero 2008

Por qué Ubuntu es tan bueno

Ubuntu es muy bueno. No, no voy a soltar una serie de parrafadas como puede verse en muchas bitácoras de gente que se encuentra con Linux la primera vez y se emocionan. Aunque por otra parte me refiero precisamente a eso.

Muchos dicen que Ubuntu no aporta nada. De hecho, hay muchas cosas que no tiene Ubuntu que sí tienen otras distribuciones. Por ejemplo, el caso más claro, el tema de configurar la pantalla que se integró en la última versión (y que en la próxima se entiende que estará mejor por estar orientado a Xorg 7.3) ya existía como asistente para configurar el archivo xorg.conf hace años en SuSE.

Se dice que es inestable. Tiene ciertos problemas por meter todo de la rama inestable de Debian y tener que estabilizarlo en un par de meses. Poder usar lo último es lo que tiene, como le pasa a otras del mismo estilo.
Hay cosas que funcionan en una versión (red inalámbrica) y en la siguiente no.
Las actualizaciones de distribución fallan algunas veces o dejan al sistema algo guarro. A mí nunca me han ido a la primera, siempre he tenido que tocar algo, aunque yo no suelo tener configuraciones estándar. A los que he Ubuntizado, que sí las tienen, les actualiza sin problemas.

El tema de escritorio es regular y la mayoría del resto de distribuciones son más atractivas. Bueno, ha mejorado bastante y ahora es mejor que muchas.

Hay cosas inconsecuentes, culpa de la estúpida forma de lanzar versiones de gnome, que dejan cosas a medias para acabarlas en la siguiente versión. Esto también lo sufren todas las distribuciones vanguardistas.
Hay cosas contrarias a la ergonomía que podrían solucionar, pero parecen ser conservadores respecto a Gnome.

Y sabiendo esto, ¿como puedo decir que es tan bueno? Por cuestiones aparte. Han conseguido diferenciarse de las demás distribuciones. Han conseguido que se hable de Ubuntu más que de ninguna distribución. Que en los foros y otros lugares se comente cada alfa que lanzan, produciendo impaciencia al personal por tener la definitiva (y cabreos a los que prefieren otras). Que en medios generales se nombre Ubuntu cuando ni siquiera saben qué es GNU o qué es Linux. Que se esté empezando a integrar en equipos y arrastre a otras distribuciones al mismo camino. Están acelerando las cosas aunque los cambios reales no sean tantos. En resumen, están aplicando lo que le faltaba a Linux: mercadotecnia.

Ahora falta el siguiente paso: diseño.

Será más fácil o más difícil, tendrá más o menos fallos, pero está ahí y ha venido a quedarse.

2 comentarios:

Algalord dijo...

Es una mercadotecnia muy inteligente. Resulta que mientras más grande es una comunidad, más rápido avanza y se desarrolla. Mientras más crezca Ubuntu, se va a diferenciar mucho de las otras distribuciones y va a ser algo imparable. Para ser el mejor producto dentro del software libre, primero debe haber una comunidad grande que crea en los ideales de tal proyecto. Ubuntu atrae por sus ideales, ubuntu atrae por su simpleza, Ubuntu atrae por muchas cosas, esas personitas tomadas de la mano es mucho más que un ícono, es una forma de ver las cosas diferente, algo que ninguna distro de Linux había hecho antes.

Aristicol dijo...

Ubuntu GNOME me tiene pegado, yo toda la vida he usado Windows, y por ello vengo de donde todo es un poco mas simple para el usuario y por decirlo así transparente para el mismo, pero en verdad Ubuntu no es que tenga mucho que enviarle a Windows, muy a pesar que llevo como una semana al escribir este comentario, pero me gusta investigar y encontrar las equivalencias en lo que hacia en Windows.

Ubuntu crece y perfeccionate, para que muchos usuarios, muchos, y muchos más estemos contigo día a día.

Con respecto al logo me parece de lo mejor, pero si le faltaría alguna señal que haga caer en cuenta al usuario que esta usando Linux, pues este es mas reconocido por el pingüino.