02 noviembre 2007

El futuro de Gnome

Así titulo otra de mis ideas para cambiar la forma en que se trabaja con el entorno de escritorio Gnome. El caso es que el asunto es largo, así que voy a dejar en principio una figuración en lugar de unas cuantas por cada detalle.
Aunque las que he hecho son de gnome incluidos colores e iconos, como de lo que suelo escribir es de Ubuntu, he hecho esta imagen para un posible Ubuntu.

Al ver la imagen alguno me dirá que es como un Mac. También hay quien dice que Gnome se parece a un Mac, cuando realmente tiene bastante poco que ver. El único parecido es el hecho de tener una barra arriba y otra abajo. Mi diseño también, sólo que tiene, en lugar del panel, el menú fijo compartido por todas las aplicaciones, más cercano a un Mac, pero sólo hasta ahí.

Figuración de escritorio
El fondo es uno de los dos que incluye la actual Ubuntu Gutsy.

La cuestión es que Gnome tiene una barra muy desaprovechada, al mismo tiempo que redundante. Tenemos el menú aplicaciones-lugares-sistema a un lado, y la hora al otro. Lo del medio vacío, y si es un monitor panorámico es un vacio tremendo. Sí, le podemos poner iconos, pero ¿tanto icono? No, nadie puede encontrar útil tanto icono. Y el menú aplicaciones-lugares-sistema es ambiguo. Más de una vez nos pasearemos por todos ellos para encontrar algo, por simple inercia, y pensando el movimiento detenidamente nos iremos a alguna opción equivocada a la primera sin remedio. Eso pasa porque no es consecuente con el sistema.

Que si menús contextuales y que si historias. ¿Por qué ocultar opciones? Hay gente que nunca tiene en cuenta que el ratón tiene otro botón, e incluso no llega a entender para qué. Pues lo solucionamos teniendo todo visible, y teniendo un menú de verdad (y no ese ambiguo Aplicaciones-lugares-sistema) para la aplicación a la que le faltaba: gnome.

Un menú único para todas las aplicaciones. Menú del sistema unido a menú de las aplicaciones= sistema consecuente. Tenemos todo a mano y sabemos dónde ha de estar todo, porque gnome no es ni más ni menos que un programa. Y de paso cumplimos la ley de Fitts.

En la figuración están todos los menús de cuando tenemos como aplicación activa el escritorio. Ahí están todas las opciones que normalmente están ocultas.


El menú de aplicaciones es una mejora del actual. Es imprescindible una mejora, porque con medio repositorio instalado, ponte a buscar programas... Introduzcamos subcategorías y un filtro de búsqueda. Y para un acceso más rápido a los programas que más utilizamos, al abrirlo siempre aparecerá activa la categoría Recientes. Y facilitando el resto, añadimos iconos de programas preferidos por cada categoría. Éstos están alineados a la izquierda, pegados al borde de la pantalla, pues ahí es donde se abre el menú, y ahí es donde más fácil será acceder a ellos, según la ley de Fitts.

El menú Editar. Ahora en gnome no podemos ni deshacer una copia de un archivo. Esto debe cambiar. Y más allá. Historial de archivo. Esto es excesivamente pretencioso, pero por proponer que no quede. Aquí tendremos todas las modificaciones realizadas a un archivo, con lo que podríamos acceder a un determinado momento de su historia. Algo así como cvs y el código fuente.


Barra inferior: documentos activos. Esta lista de documentos en lugar de la barra de tareas tiende a cumplir eso de "una imagen vale más que mil palabras". De paso queda mejor y tiene ciertas utilidades ampliadas: podemos manejar los documentos de esta barra y moverlos de un sitio a otro. Se abre un gran número de posibilidades.


Último detalle a comentar: la bandeja del sistema o área de notificación. Eso es un desastre. Lo es más en otros sistemas, pero porque otros lo tengan no tenemos por qué tenerlo igual. Introduzcamos la lista de tareas en proceso. Si tenemos un archivo descargándose, un disco grabándose, un documento imprimiéndose, una canción reproduciéndose... ¿por qué no ponerlo todo en una lista? Puede verse en la imagen, justo bajo el área de notificación, pues forma parte de ella y la libera de iconos. Sólo queda su botón espiral.


Hay otros cientos de ideas integradas, que podrían incluirse separadamente en Gnome, pero la explicación detallada será en otro momento...

2 comentarios:

Jorge A. Guerrero dijo...

Bonito pero la idea fundamental en la que se esta trabajando y en la que considero debes trabajar es en la reducción del panel ya que tantas posibilidades seguramente asustaran a un usuario novel, mira por ejemplo el panel de Linux Mint el cual ha cautivado a mucha gente, mi recomendación es que trabajes activamente con el equipo ubuntu que desarrollara el panel nuevo para Hardy que por cierto tiene un diseño muy original tratando de reducir espacio en la barra y de hacer mas intuitivo el sistema te dejo el link para que leas al respecto y se que tienes unas super ideas que les serviran.

http://geowworld.blogspot.com/2007/10/mejorando-hardy-heron.html

El 64 dijo...

No lo conocía, gracias.
Esa propuesta de Ubuntu no mejora la facilidad de uso, sólo reduce espacio. Son necesarias mejoras más profundas. Linux Mint lo que parece es un acercamiento a Windows. Su menú es una supuesta mejora (en su momento me planteé este tipo de cosas), pero el tiempo de carga del menú seguramente será excesivo y tiene excesivas opciones juntas, lo que puede confundir.

Estoy totalmente convencido de mi propuesta. Mi acercamiento se basa en estandarizar.
Muestro todas las opciones, pero si te fijas en el panel, con todo cerrado se muestra sencillo y fácil de manejar. 5 opciones estándar mas el logo de Ubuntu, que da acceso a ellas y a las aplicaciones. Y la ayuda es una opción directa.