01 julio 2007

España no va bien

Y tampoco el planeta. Sólo un par de cosas para desahogarme, porque si me estiro no dejo títere con cabeza. Partimos de que el ser humano NO es bueno por naturaleza y cada vez hace menos por serlo.

Estamos en una época en la que lo que prima es el dinero fácil sin importar cómo. Puede verse lo que pasa con las inmobiliarias, y puede verse el interés por la política. No es precisamente el interés de la población por la vida política, que cada vez es menor por desgracia, sino interés por ser concejal, a ser posible de urbanismo, de gente que no sabe ni que es la derecha ni la izquierda. Si a nadie le importa quién nos gobierna y todos quieren chupar del bote, ya se sabe lo bien que nos puede ir.

Me contaron que en una conferencia a estudiantes preguntaron qué querían hacer cuando acabaran la carrera. Sobre si querían trabajar en la empresa privada hubo una pequeño número de manos levantadas y sobre ser funcionario hubo mayoría aplastante. El comentario del conferenciante fue que así le va a Alemania, donde todos quieren trabajar en lo privado, y así nos va aquí. Es un ejemplo claro de la mentalidad española.

Hay un chiste que también dice mucho. Un inglés, un francés y un español. El inglés mira a la barra y dice: Eh, mirad al camarero, estoy seguro de que es Jesucristo. Los otros lo niegan. Se levanta para comprobarlo, se le acerca y le pregunta: Tu eres Jesucristo, ¿verdad? A lo que el camarero responde: Si, pero no se lo digas a nadie. El inglés replica: Está bien, pero tienes que curarme mi cojera. Le toca y lo cura y aquel vuelve corriendo a la mesa para demostrar a los demás que tenía razón. Visto eso, va el francés a la barra y le pide que le cure su hernia y así lo hace, y vuelve el francés tan feliz a su sitio en la mesa. Jesucristo desde la barra ve que el español no se inmuta. Pasa el rato y aquel no se mueve, ni mira hacia la barra. En esto que Jesucristo, ya mosca se acerca a la mesa y le dice: ¿Como es que tu no has venido a pedirme nada? Y el español le contesta: Ni me toques, que estoy de baja.

Se está destrozando el sistema educativo y desaparece el respeto hacia el profesor. Esto es una cuestión del gobierno por un lado y de la sociedad en general por otro. Si nuestra gente es absolutamente ignorante, lerda e inútil, y no tiene respeto por nada, lo bueno que tenemos ahora no existirá en la siguiente generación. Los gobiernos hacen este tipo de cosas para controlar a un pueblo ignorante fácil de manipular, pero controlar algo insostenible e inútil no tiene mucho sentido.

Si un país no tiene un capital humano importante es imposible que se desarrolle. Hay un desinterés total por el desarrollo nacional y un desprecio absoluto hacia nuestro potencial. Se ve el producto español como algo malo y se ve cualquier cosa que venga de fuera como algo mejor por necesidad. Esto incluye desgraciadamente hasta al idioma.
Con gente ignorante e inútil la visión y la realidad del producto nacional irá a peor, y teniendo en cuenta la estúpida permisividad del gobierno hacia las minorías nacionalistas, tema que en principio le daba igual a todo el mundo, y la política del "todo vale" por estar en el gobierno, acabaremos con una situación muy grave, dado que la bola de nieve se va agrandando. Hasta se tiene asumido que el terrorismo es algo normal, y en la zona más afectada su gobierno incluso lo justifica.

El caso es que la mayoría de cosas no son exclusivas de España. A nivel mundial se está siguiendo el ejemplo de EEUU, un claro ejemplo de la política social que no debe hacerse. Cada país es distinto y cada cultura es distinta. Las realidades y situaciones históricas de cada uno les han llevado a donde están a unos y otros, y cada uno debe seguir su camino y mejorar cogiendo lo mejor de lo que hay dentro de un camino común global, no dejarse aplastar y dominar.

La gente se deja llevar y se deja manipular. La mayor preocupación actualmente es si me pongo esto o me pongo lo otro (ambos sexos, que ya no son sólo las mujeres esclavas) qué me tatúo o cuantas veces me perforo la piel. Es que salgo a la calle y me parece estar viendo un documental en la 2 sobre tribus de África. Parece que la sociedad mundial llegó a su tope máximo a finales del siglo XX. De todas maneras el deporte nacional es si la señora X se ha acostado con el señor Y y/o con Z en los cientos de programas basura que pueblan la televisión. El poder de la televisión y del gobierno y el pueblo ignorante a merced. Una falsa democracia. Una dictadura encubierta.

1 comentario:

chatuserbox@yahoo.com dijo...

Estoy de acuerdo con tu entrada en su mayoría.

El problema con querer ser funcionario es un grave poblema de mentalidad, pero en mi opinión agravado por la mentalidad del empresario español.

Mis referencias me dicen que en alemania no es normal que contraten a un ingeniero con categoría inferior y que siga así explotado durante años trabajando de ingeniero pero cobrando de peón, en los que difícilmente pasará de ser mileurista, seguro que el señor de la conferencia tampoco aceptaría esto.

Creo que la solución pasa por el autoemplo, es decir, si no nos gustan las empresas que hay entonces crear otras mejores.

¿ Problema de Eh!paña ? La corrupción, por muy buena que sea tu empresa el proyecto se lo darán a la empresa del hermano o el cuñado del consejero de turno, esto sólo tienen solución política y de momento no hay voluntad de solucionarlo.